Gala de los Oscar 2015

Acaba de terminar la gala. Toda la noche en vela, así que voy a hacer un resumen ultra rápido que quiero irme a dormir:

  • la gala ha sido un coñazo, con un Neil Patrick Harris totalmente desaprovechado. Cosas de la corrección política: no se puede hablar mal de las mujeres, de los negros, de las minorías raciales ni de los Weinstein.
  • Michael Keaton ha estado mascando chicle toda la gala. Me hubiera gustado que ganara el Oscar a mejor actor para ver dónde metía el chicle, pero me he dado cuenta de que lo había pegado debajo de la silla justo cuando le han enfocado como nominado.
  • Lady Gaga ha aparecido con guantes de fregar rojos y luego se ha transformado en Barbara Streisand. Pero ha cantado muchísimo mejor que Adam Levine, de Maroon 5, que no paraba de soltar gallos y llevaba una camisa mal arremangada y con una pajarita muy fea. Menos mal que él está bueno de cualquier forma. Jennifer Hudson tiene un vozarrón magnífico, pero se oía más a la orquesta que a ella. En fin, otra vez será, porque al parecer tiene un bono para participar en las galas.
  • Alguien había liberado un gas lacrimógeno en el ambiente que hacía que todo el mundo llorase con todo. En serio, con todo. Incluso Channing Tatum, que es un tío grande y queda fatal.
  • El director de Ida se ha marcado un discurso increíble que incluía joyas como: gracias a mi equipo, que estarán todos borrachos, y gracias a mis padres que están muertos pero creo que lo verán. ¡Ah! Y a mis amigos y familiares vivos también.
  • Dirán lo que quieran de la imagen de las mujeres, pero los tíos están en general súper estirados, no es normal cincuenta años y ni una arruga. 
  • Ben Affleck ha salido enfadado por cierto fotomontaje suyo con Matt Damon en el número inicial y le ha hecho un feo a Harris. 
  • Wes Anderson es un tío feliz, feliz, que pasa de todo y no suelta la sonrisa ni a la de tres. Todos le quieren un montón y él parece que va fumado. 
  • Y para fumada, Felicity, que cualquiera diría que se había tomado siete valiums antes de la gala, porque iba con la mirada perdida por todas partes en la alfombra roja. 

Yo he fallado un montón en la quiniela, pero mi adorado J.K. Simmons se ha llevado el Óscar a actor de reparto y el resto me la sopla. Yo me he llevado cuatro pelis estupendas y 80 minutos en un simulador de fórmula 1. Y me he metido un ostión a lo J. Lawrence en las escaleras de la sala, pero no me ha visto casi nadie porque las luces estaban apagadas. Tampoco me han dado ningún punto extra ni nada por sacrificar mis rodillas.

Y me voy a dormir. Los ganadores si eso ya los leéis en las noticias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s