Pride (2014)

Los ingleses tienen un sentido del humor que para mí está en el top 3 internacional. Tienen la asombrosa habilidad de reírse de sí mismos y aun así mantener la dignidad de puertas para afuera. Por supuesto hay notables excepciones, como Benny Hill. También son especialmente habilidosos cuando tratan temas de cierto calado social, como en la película de hoy, donde juntan dos cuestiones que a priori parecen tan distantes como los pepinillos en vinagreta y la crema de cacao.

En este caso, los pepinillos son la lucha por los derechos de la comunidad de gays y lesbianas a mediados de los ochenta. Y la crema de cacao la huelga minera en Reino Unido en el año 1984, un movimiento que surgió frente a las políticas de cierre de pozos impulsadas por Margaret Thatcher y que finalizó apenas un año después, con la victoria de ésta.

Pride comienza en la marcha por el orgullo gay de 1984, donde la comunidad está muy sorprendida por la poca represión policial que están sufriendo. Es entonces cuando Mark, un gay con un fuerte sentimiento activista hacia casi lo que sea, se da cuenta de la razón: las fuerzas del orden están siendo desplazadas al sur de Gales, donde los mineros que se han unido a la huelga son casi un noventa y nueve por ciento del total. Así que como autonombrado líder de la recién fundada LGSM (lesbianas y gays apoyan a los mineros) decide comenzar una serie de colectas para enviar dinero, comida y otros materiales a las familias de los trabajadores en huelga. Con él están entre otros Joe, un joven que acaba de unirse al movimiento gay; Steph, la única lesbiana del grupo, Jonathan y Gethin, una pareja gay adulta que ha tenido que curtirse en mil enfrentamientos y que ven la vida con más calma..

El problema está en que los sindicatos mineros se niegan a recibir dinero de un “grupo de pervertidos”, así que LGSM deciden saltarse la cadena de mando e ir directamente a uno de los pueblos de Gales del sur elegidos al azar, buscando afianzar las alianzas entre ambas comunidades.

pride cartel

Si hay algo complicado, es hacer una película de gays sin una sola escena gay (bueno, vale, un par de picos y un beso con lengua en un metraje de 119 minutos de duración) o hacer una película de huelguistas sin una sola escena de confrontación (bueno, vale, hay una en que se chocan un poco con la policía a las puertas de una de las minas en un metraje de 119 minutos de duración). No diréis que no es todo un prodigio de Stephen Beresford, el guionista, que apenas veamos un par de gotas de sangre. Y es que en estas películas, que en Blog de cine definen con mucho acierto como “feel good movies” o películas buenrrolleras, lo que de verdad importa, más allá de la denuncia social, es que los buenos salgan bien parados, los malos no muy mal parados y todos sonriamos un poquito. Este género de comedia tiene numerosos ejemplos: Billy elliot, Las chicas del calendario, Full Monty… son todas ellas películas con una fuerte temática social, pero siempre expresada de un modo muy suave y sin ofender a nadie. Educan un poco a la par que entretienen bastante.

Son películas de domingo en el sofá, para qué voy a negarlo. Pero ese cine dominguero no tiene precio.

Como siempre sucede en estos repartos corales, la nueva generación mantiene el tipo lo mejor que puede frente a un grupo de veteranos bien curtidos y que les sacan del escenario con la mirada. Me quedo sin dudarlo con Bill Nighy porque cuando él está, no hay nadie más. Pero bueno, por no desmerecer a los chicos nuevos, Ben Schnetzer se defiende de forma muy digna en su papel de líder rebelde gay.

Pride estuvo nominada a mejor comedia en los pasados Globos de Oro aunque no ganó, algo de lo más normal si tenemos en cuenta que se enfrentaba a Gran Hotel Budapest, que es una joya. Pero fue una digna contrincante, algo digno de elogio.

En fin, que las pintas de la gente son lo más, la música es lo más y vais a pasar un rato entretenido, aunque no esperéis carcajadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s