Especial FANT 21 (Volumen 2)

Llego a la segunda y última revisión ligera de lo visto en este Festival del cine fantástico de Bilbao, el FANT. En total he conseguido arreglármelas para asistir a seis sesiones, que considerando los fracasos de años anteriores, no está nada mal.

Vamos con las tres últimas películas que he visto en esta edición:

Réalité (2014)

realite

Proyectada dentro de la sección oficial. No sé muy bien qué deciros. A ver, lo primero de todo, la sinopsis: Jason, un callado operador de cámara, sueña con dirigir su primera película de terror. Bob Marshal, un rico productor, acepta financiar el filme con una condición: Jason tiene 48 horas para encontrar el grito perfecto de la historia del cine. En su búsqueda, Jason gradualmente se pierde en una pesadilla.

Parece sencilla, ¿verdad? Pues no. La sinopsis es lo único que se entiende de toda la película. Una grabación de tan solo 84 minutos y a la mitad más o menos, cuando ya eres consciente de que no te estás empapando de nada y te empiezan a entrar dudas de si el problema es tuyo o no, comienzas a sacar el móvil disimuladamente del bolso, compruebas la hora, lo que a ti te han parecido cuarenta minutos resulta que solo han sido diez…

¿Qué vas a encontrarte? Un jabalí que se come cintas de vídeo (íntegras, nadie sabemos cómo), un presentador de programas de cocina vestido de ardilla con un eccema imaginario, un hombre que busca gritos desesperado, un director de cine que rueda planos larguísimos y muy aburridos… Y sobre todo, lenguaje metacinematográfico.

No sé qué deciros. Vedla, disfrutadla y, si la entendéis, me la explicáis, por favor.

RETORNADOS (2013)

Este año el premio Fantrobia a las figuras emergentes del cine fantástico ha sido para Hatem Khraiche, guionista de esta película y también del largometraje La cara oculta (2011) que está preparando ahora su primer película como director.

REtornados

Retornados es la historia de una humanidad donde es posible controlar el contagio de un virus zombi mediante la inyección diaria a los infectados de un suero. Pero las existencias de ese suero son limitadas… Una premisa muy, muy sencilla, no demasiado original y, como explicó el guionista, una historia con zombies, que no de zombies. El foco se centra en cómo asimila la población la presencia de un virus de difícil contención, y se ha usado una infección zombie como podría haber sido una gripe A, el bola o cualquier otra cosa. Es una historia correcta, de las que pasan al olvido, sin casi toques efectistas y centrada en las emociones humanas.

Vamos ahora con la parte interesante: por mucho que la película no te haya gustado, ¿de verdad es necesario salir escopetado de la sala en lugar de esperar cinco minutos a que el galardonado explique dos o tres cosillas y darle un aplauso más o menos fingido? ¿Todo el mundo en la sala era fumador? ¿Había algún problema generalizado de incontinencia urinaria? En fin, que tampoco cuesta mucho aguantar ahí mientras miras el móvil.

Y hablando de poco respeto, o más bien de mostrar cierto tacto a la hora de expresarse, un inmerecido aplauso al espectador que le dijo al guionista que “un guión lo hace cualquiera”. Debe ser que él tenía veinte o treinta guardados en el cajón que no se ruedan porque no quiere. Ya sabéis, un guión lo hace cualquiera, un libro lo escribe cualquiera, la vacuna contra el SIDA la encuentra cualquiera… un poco de respeto por la gente que se lo trabaja y consigue que sus películas se proyecten aunque no sean las mejores del mundo.

uNDER THE SKIN (2013)

Scarlett Johansson tiene barriguita. Hala, ya lo he dicho. Y sale desnuda o semi desnuda la mitad de la película. Pero, aunque suene impactante, eso no hace la película más interesante. Es el punto débil del arte y ensayo, que le resta de erotismo a todo. Menos a los labios de la Johansson porque esa voluptuosidad no se contiene de ninguna forma.

Under the skin

Under the skin es la historia de una alienígena disfrazada de humana cuya misión es engatusar a hombres solitarios —por lo de no llamar demasiado la atención de las autoridades— para atraerlos a una masa viscosa negra donde serán transformados en un plato gourmet para los habitantes de su planeta. Esto último lo sé porque he leído reseñas en internet, porque en la película no se dice en ningún momento para qué se pasa el tiempo subida a una furgoneta pillando incautos.

Hubo muchos abandonos en la sala. Abandonos que cantaban porque la película apenas tiene diálogos y los silencios reinan. De vez en cuando algo de música instrumental que los presentes en la sala aprovechaban para atiborrarse de patatas, gominolas y demás, intentando hacer el menor ruido posible. ¡qué amables!

Aún no estoy segura de si me ha parecido un bodrio insoportable o un intimista capítulo sobre la realidad del ser humano. No entiendo cómo un director escocés puede lograr que Escocia parezca un lugar horrible, con lo hermosa que es. Miré el reloj una vez, a unos quince minutos del final: mala señal. En momentos se hace eterna y repetitiva, pero creo que cuenta con el récord del bocado más dilatado en la historia del cine. Johansson no se cambia de ropa en toda la película, aspecto que me trastorna un poco porque, ¿cuántos días puedes pasar con la misma ropa interior? ¿En qué momento la cuestión degenera a niveles que rozan lo nauseabundo?

En fin, esto es lo que ha dado de sí el festival para mi. Espero que lo disfrutéis. La próxima semana volvemos con algún estreno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s