Begin Again (2013)

Keira Knightley es esa actriz a la que contratan las marcas de maquillajes y perfumes de alta gama porque es súper perfecta para la imagen que quieren proyectar, pero luego le agrandan los pechos en las fotografías porque oye, que a lo mejor no es tan perfecta. Y ella se enfada, claro, porque ella es muy suya y está muy orgullosa de su cuerpo, pero tampoco devuelve la nómina ni se niega a seguir trabajando con esas empresas. Keira Knightley es esa actriz que confundo muchísimo con Natalie Portman, creo que es también por el tema de la planicie. Keira Knightley es esa actriz que, quiera o no quiera, pone morritos en todas las secuencias. Le sale así de natural. El resto lo intentamos y parece que nos estén sorbiendo los labios con una aspiradora, pero en ella queda bien.

Mark Ruffalo es Hulk en Los Vengadores. En la segunda parte le sale mejor, porque le dan un poco más de cancha pero, la verdad es que poco se puede uno lucir ahí. Pero no desesperemos, porque también sale en Foxcatcher y está maravilloso y merece mucho la pena aunque el metraje avance a velocidad de caracol muerto. Por eso le perdonamos que haga películas por pasta.

Keira Knightley y Mark Buffalo tienen una química y una conexión increíbles en Begin Again. Todo funciona cuando interactúan, cada palabra, cada diálogo son perfectos y están rodeados por los sonidos de la siempre presente Nueva York. Se miran y transmiten algo, dejan de mirarse y también transmiten. Uno toca el hombro del otro y saltan chispas que, para hacer más interesante la película, no son chispas de amor. Porque esta no es una historia romántica. Bueno, tal vez sí, pero el amor que se impone por encima todos es el amor por la música. Porque una buena canción es capaz de convertir una escena baladí en Esa Escena de una película.

begin-again-dvd-cover-63

La pasión por la música lleva a Gretta (Keira Knightley) y a Dav (Adam Levine), novios desde el instituto, hasta Nueva York. Pero cuando él, una vez alcanzado el éxito y la fama, la abandona, ella se queda completamente desolada. Una noche, un productor de discos (Mark Ruffalo) recién despedido, la ve actuar en un bar de Manhattan y queda cautivado por su talento.

Begin Again es la primera película en Estados Unidos del director John Carney, el director de Once. De hecho, repite la fórmula que usó ahí y que tan bien le funcionó. Hay música interpretada en la calle sólo con el acompañamiento de una guitarra, hay una pareja sí-pero-no… Cambia la localización: de Dublín a Nueva York. Por cierto, ¿os sabéis el chiste del cartel de Once? Es una de esas ocasiones en que no se entiende por qué traducimos los títulos, o por qué dejamos de traducirlos o por qué, como en este caso, los traducimos a medias. La cuestión es que, en el cartel original, sobre el título, aparecía la frase How often do you find the right person? Es decir: ¿Cuántas veces se encuentra a la persona adecuada? En el cartel en castellano se tradujo esta frase, pero no el título de la película, así que la respuesta era: once. Vale, debajo y entre paréntesis ponía Una vez, pero la gracia ya estaba hecha.

Begin Again es una película que se mueve gracias a la música. Es un musical, pero renovado y con un toque indie de bajo presupuesto que hace que te olvides de otros intentos más atronadores como Moulin Rouge o Chicago. Es decir, que te están colando un musical, pero a ti te parece que es una película romántica, pero entre los protagonistas no hay ningún romance, pero es todo muy bonito y ganan los buenos, o no ganan, no lo sé, pero todos son felices al final y yo soy feliz al final y me ha arreglado una mala tarde.

Begin Again estuvo nominada a un Óscar a la mejor canción original por Lost Stars. Adam Levine fue el encargado de defenderla en directo en la gala. Un horror. La actuación digo, no la canción, que a mi ni fu ni fa. Creo que ya hablé en su momento de sus gallos y de su pajarita y de su camisa mal arremangada. En la película actúa como puede, pero además de lucir cara rasurada, bigote cutre (como el de Nick Stokes en CSI Las Vegas) y barba frondosa, poco más se puede decir de él. No os preocupéis, hay un capítulo maravilloso en American Horror Story donde le arrancan el brazo de cuajo y se lo cargan y se luce gritando (no es spoiler, sucede en los primeros diez minutos del primer episodio de la segunda temporada). Esto lo digo para quitarle un poco el aire azucarado que le estoy dando al post.

Begin Again es una película que os recomiendo que veáis. Le doy… va, venga, un ocho sobre diez. Y si aún no os he convencido, suena Frank Sinatra. No hay película donde suene nuestro amigo Frankie que sea mala. Y si la hay, me lo podéis decir en los comentarios.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s