Ed Wood (1994)

Voy a empezar diciendo que yo no tenía pensado ver esta película pero que me autocreé una necesidad ficticia a raíz de escuchar el podcast de los chicos de Podcinema. Tres horas y media de nada oyéndoles desintegrar la película hasta el más pequeño fotograma. Es decir casi el doble de tiempo de lo que dura la película en sí. Es que son unos cracks. Por supuesto busqué una copia y a la mínima oportunidad la vi.

MV5BMjAzODM1MDMxN15BMl5BanBnXkFtZTgwOTgwNTc2MDE@._V1_SY317_CR0,0,214,317_AL_

Ed Wood es un joven director de cine, un visionario sin ninguna formación académica, aficionado a vestirse de mujer y con muy pocas oportunidades de hacer películas en un gran estudio. Sin embargo no ceja en su empeño de convertirse en un director famoso. Tras reunir a un curioso grupo de personajes, realiza películas de bajo presupuesto, excéntricas y no muy cuidadas técnicamente.

Veo esta película y me acuerdo de todos los que dicen que Johnny Deep es una caricatura de lo que fue. No, perdona, Johnny Deep ha sido una caricatura desde siempre. A ver quién me muestra las sutiles diferencias en su expresión facial entre esta película y, por decir una más reciente, El llanero solitario. Es exagerado hasta decir basta y tiene pocas arrugas para la cantidad de muecas que hace (¿o era precisamente hacer muecas lo que ayuda a que la piel del rostro esté más firme? No me acuerdo).

Martin Landau tiene una actuación increíble, demoledora. Es lo mejor de la película con muchísima diferencia. Inunda la pantalla como pocos pueden hacerlo, te borra de la vista los decorados y el resto de actores, te olvidas de la música de fondo… Sólo está él. A pesar de interpretar a un Bela Lugosi dejado de lado por la industria cinematográfica, abandonado por su mujer, sumido en la miseria y adicto a la morfina, en ningún momento pierde la compostura y la dignidad, con lo fácil que hubiera sido caer en la burla y el patetismo. Tanto es así que la familia de Lugosi dio el visto bueno a la película (no sé si hubiera sido posible estrenarla si hubiera sido de otra forma).

¿Qué valoración hago en general? Pues, para decir la verdad, no me gustó tanto como esperaba y en algunos momentos se me hizo larga, al punto que llegué a desconectar y tuve que rebobinar un poco —¡Maldito móvil!—. Desde luego supera con creces a todo lo que está haciendo Burton últimamente (Tim, ¿pero qué te ha pasado?). La puesta en escena es una maravilla, la recreación de la época y de la industria del cine da mucho que pensar: las películas se hacían como churros, los técnicos hacían su trabajo, es decir, que no estaban implicados en un proyecto sino en una empresa y no había ese sentimiento de obra artística sino de producción en masa.

Tim Burton nos da una película donde la piedad es la reina, donde los personajes, una panda de freaks y fracasados, nos inspiran compasión y despiertan sonrisas amables (no la calificaría yo de “divertidísima”, como he visto escrito por ahí).

Ed Wood es un biopic rodado antes de que el término biopic fuera asimilado (por mi) a tostón pre-carrera por los Óscars. Creo que le daré una segunda oportunidad y volveré a verlo y sí, lo recomiendo, porque desprende belleza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s