Star Wars VII: El despertar de la fuerza (2015)

Me he aislado del mundo. Lo mejor que he podido. Pero he sentido miedo. Porque a Boyero lo han masacrado en Twitter por decir que no le pareció nada especial. No es que las críticas de Boyero coincidan mucho con mis gustos y mi fama reseñando películas es una diezmilésima —o menos— de la suya. Eso me tranquiliza un poco más. Pero es que los fans de Star Wars son terribles, implacables, no aceptan opiniones en contra. Como los fans de cualquier otra cosa, vamos. Pero son más. Son un mogollón.

Me he imbuido de mi espíritu más positivo: Me va a gustar, me va a gustar, ya verás como me gusta, me va a gustar… Así, cual mantra, desde al menos doce horas antes de que comience la sesión. Estaba preparada para lo peor pero esperaba lo mejor.

Star wars, el despertar de la fuerza, acabo de salir del cine

Treinta años después de la victoria de la Alianza Rebelde sobre la segunda Estrella de la Muerte (hechos narrados en el Episodio VI: El retorno del Jedi), la galaxia está todavía en guerra. Una nueva República se ha constituido, pero una siniestra organización, la Primera Orden, ha resurgido de las cenizas del Imperio Galáctico. A los héroes de antaño, que luchan ahora en la Resistencia, se suman nuevos héroes: Poe Dameron, un piloto de caza, Finn, un desertor de la Primera Orden, Rey, una joven chatarrera, y BB-8, un androide rodante. Todos ellos luchan contra las fuerzas del Mal: el Capitán Phasma, de la Primera Orden, y Kylo Ren, un temible y misterioso personaje que empuña un sable de luz roja.

J.J. Abrams es buenísimo en lo suyo. Por si te lo preguntas, lo suyo es calcar cosas viejunas. Me lo pasé como una enana viendo Súper 8, sólo porque me recordaba a Los Goonies y otras películas ochenteras. Claro que, cuando se trata de hacer cosas originales, se le hace la picha un lío y terminamos con osos polares en una isla tropical y no se qué de un sueño o algo así (No, no acabé de ver Perdidos).

Pero aquí se lo han puesto fácil. Le han dicho: tu copia el espíritu de la trilogía original de Star Wars y ya. Se le ha ido la mano un poco. Bastante. No ha copiado el espíritu, lo ha copiado todo. No hay nada original en esta película. Está construida, milímetro a milímetro, para satisfacer las demandas de un montón de gente que no quiere descubrir nuevos placeres. Y lo ha hecho genial. Y los fans le han recompensado de forma que habrá episodio VIII, y IX, y dos o tres o cinco crossovers… Tenemos tema para rato. El problema es que no hay tema. Ya, ya lo sé. El problema debe ser mío.

Ojo, que no digo que no sea entretenida. El primer tercio es estupendo, con mucha acción, muchos guiños… ¡Hay sangre! No, en serio, no recuerdo que en las otras trilogías hubiera sangre. Total, sólo se reventaban un montón de civilizaciones y planetas y pueblos y yo qué. Los soldados imperiales son de lo que peor ha envejecido en la película. No dan el pego. Parecen de plastiquete. Vale, son de plástico, pero es que además lo parecen. Cero movilidad. Se mueven como agarrotados. En serio, creo que es de las cosas que más me han sorprendido en la película, porque no recordaba esa torpeza en las otras trilogías. Los soldados imperiales se merecen un look acorde con ese nazismo incipiente en el resto cuadros de mando.

El segundo tercio se hunde bastante. Sobre todo por el rollo ese de meter a la fuerza una situación romántica: Solo-Leia / Finn-Rey. Y siempre me queda esa duda existencial de si lo hacen para satisfacer al público femenino, en cuyo caso: 1. Es un punto de vista misógeno, las mujeres también disfrutan con la ciencia-ficción (algunas hasta la escriben), y 2. Lo hacen fatal. Ya demostraron en el episodio II que una relación romántica es lo que más daño puede hacer a la saga, pero aún así insisten. Ninguna de las dos parejas funciona bien. En el caso de los jóvenes porque está forzadísimo el tema. En el caso de los veteranos… ¿habéis visto las arrugas de Ford? No hay nada peor que un actor con arrugas al que has conocido sin ellas. Te recuerda el paso del tiempo. Hace que busques las tuyas propias con creciente angustia en el espejo. Además, a Ford no se le da bien expresar sentimientos amorosos en pantalla. Lo ha hecho regular siempre. Pensad en Indiana Jones o en Blade Runner. Fatal, en serio.

En la tercera parte remontamos un poquito el tema, pero no llega al nivel de la primera. Cada vez que veía al hijo de Solo no podía más que pensar en el príncipe Encantador de Shreck. ¿Soy la única que ha hecho esa comparación?

Por cierto, ¿os habéis fijado en que todos los nombres de los protagonistas son monosílabos? ¿El espectador medio mundial no es capaz de aprenderse un nombre de dos sílabas? ¿hace falta un determinado nivel académico para llegar a las tres? Sí, a media película me aburrí un rato y me dio por pensar en estas cosas.

Menos mal que no me he sentido solita y abandonada en esta revisión y que Iván está un poquito de acuerdo conmigo, según cuenta aquí. Es una bocanada de calor humano. Gracias.

La película no está mal, pero a mi no me dice mucho. He estado entretenida casi todo el rato y con eso me vale. Pero intuyo que, como ha sucedido con el resto de la saga, acabaremos viéndola en una cadena de televisión generalista en la sobremesa de los sábados.

Claro que yo no soy fan de la saga.

Y no, no he pagado por verla en 3D ni lo haría. Ni con esta ni con prácticamente ninguna otra película. Ya me timaron con Avatar. (nota: algún día hablar de lo que pienso de Avatar. Omitir insultos varios).

¿Mi personaje favorito? BB-8, por supuesto. ¿Os habéis fijado en que es un gato? Hace prrrrrru (es decir, ronronea) y llama la atención a topetazos con la cabeza. Han cogido un gato y le han puesto carcasa. No aporta nada, pero es de cuco…

Anuncios

4 comentarios en “Star Wars VII: El despertar de la fuerza (2015)

    1. Como siempre, depende de lo que vayas buscando. Si eres fan de la saga, no te la puedes perder (aunque luego no admitas que no es para tanto). Si te va el cine de acción o ciencia ficción sin mayores pretensiones, también es una buena opción.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s