The fighter (2010)

Estamos en horas bajas en las salas de cine. Más o menos. No había nada que apeteciera demasiado, así que es un momento perfecto para ir revisando esas película que había dejado pasar más por falta de tiempo que por falta de ganas.

The_Fighter_poster, acabo de salir del cine

Massachusetts, años 80. Dicky Eklund (Christian Bale), un boxeador conflictivo pero con talento, intenta redimirse entrenando a su hermano menor. En sus buenos tiempos había sido el orgullo de su ciudad natal por haber tumbado una vez al campeón del mundo Sugar Ray Leonard; pero después vinieron los tiempos difíciles en los que se hundió en una peligrosa mezcla de drogas y delincuencia. Mientras tanto, su hermano Micky Ward (Mark Wahlberg) se ha convertido en una promesa del boxeo, y las riendas de su carrera las lleva su madre (Melissa Leo). Sin embargo, a pesar de su potente gancho de izquierda, siempre acaba derrotado. Tras un combate que nunca debió celebrarse, Micky decide seguir el consejo de su novia Charlene (Amy Adams) y alejarse de su familia.

Hay directores a quienes, no sabes bien por qué, les sigues la pista. Lo haces de forma insconsciente. No escoges ver una u otra película porque sepas quien es el director, pero luego te das cuenta de que el tono tiene algo de reconocible, de “esto yo ya lo he visto pero no”, y entonces es cuando miras quién diriges y descubres a qué viene esa sensación tan confortable de estar en casa. Es el caso de David O. Russell. Menos con Joy. No, de verdad, no me apetece nada descubrir la historia de la mujer que comercializó la patente. Pereza. Mucha pereza. Aún así, cumple con la norma: historias basadas en hechos reales centradas en uno o dos personajes centrales alrededor de los cuales orbita todo un universo de gente rara.

En The Fighter nos encontramos la historia de dos hermanos que no pueden ser más distintos entre sí: de un lado Christian Bale, un boxeador que alcanzó la cima demasiado rápido, no sabemos si por talento propio o por un golpe de suerte, y que vive de aquel momento mientras se sumerge cada vez más en el crack. Por otro, su hermano pequeño, Mark Wahlberg, también boxeador, que siempre ha crecido a la sombra de su hermano y no ha sido capaz de reivindicar un sitio propio en la familia. Familia que, por cierto, es idiota a excepción del padre. Porque no se dan cuenta de que su hijo mayor es adicto a las drogas hasta que sale en la HBO. Y aún así, la madre pregunta si no serán los de la tele los que le han dado el crack. No, en serio, hasta ese momento, creían que se estaba grabando un documental sobre el gran regreso de Bale al mundo del boxeo. La gran lección de la película: no nos enteramos de lo que pasa a nuestro lado, pero si sale en televisión es todo verdad verdadera.

A mi Bale me tensa con esa manía que tiene de subir y bajar de peso como un acordeón. Supongo que tiene esta habilidad incluida en su currículo. No quiero pensar en los problemas de salud que puede estar desarrollando a medio o largo plazo. Aquí está casi tan delgado como un esqueleto. Conste que digo casi porque he visto El maquinista. Lo mejor es que veáis la prueba gráfica:

christian-bale-peso

Nervioso, histriónico, poco centrado… un poco en la línea de Bale y un poco en la línea de un adicto. Estupendo, qué voy a decir. A veces peca de exagerado, pero es un actorazo. El problema es, quizás, que O. Russell le da un protagonismo excesivo y que, llegados a cierto punto, no tenemos ni idea de quién es el luchador del que habla el título, que en un principio dábamos por sentado que era Whalberg.

Mark, por su parte, tiene cara de caer bien, de ser ese amigo al que le puedes dar la lata con tus rollos. Tiendo a confundirle con Matt Damon, aunque es más falta de atención por mi parte que similitud entre ellos. Bueno, un aire sí se dan. Es la némesis perfecta de su hermano: calmado, sano, pasivo… siempre en un segundo plano, siguiendo la corriente a los demás, dejándose eclipsar, acatando lo que dicen su hermano y su madre a pesar  de que sabe que así nunca llegará a nada. Hasta que aparece en escena Amy Adams y le centra, lo que nos hace pensar que el personaje de Whalberg tiene enormes problemas por demostrar iniciativa propia. Como actor, me da la misma impresión: su actuación depende mucho del resto del reparto, cuanto mejores son los demás, más brilla él.

La historia está bien llevada, aunque en algún momento se hace un poco pesada —yo hubiera eliminado o, al menos, cortado alguno de los dos combates–, pero hay algo que no termina de convencerme, que no deja que la película sea redonda. Hay una falta de tensión tal vez debida a que, en las escenas de acción, se pierde el hilo. O. Russell se apaña mejor con los conflictos emocionales, hablados o gritados, con la expresividad de los actores, pero cuando llega el momento en que hay que dar puñetazos, parece dar bandazos y estar perdido: no funciona bien.

También me sobra un poco ese espíritu de cliché, de familia –¡y qué familia! Siete hijas tuvo la mujer, siete humanos desgarbados que no hacen nada en toda la película salvo dar la razón a su madre, que para algo siguen viviendo en su casa con veintitantos, treinta y tantos y hasta cuarenta y tantos– nacida en una zona industrial donde la gente nace, se mata trabajando y deja la misma casa destartalada a su ingente progenia, esa tendencia a que todo acabe bien, a que todos encuentren su sitio aunque no haya sitio para ellos. La historia no estaba predestinada a acabar bien y, sin embargo, lo hace en la vida real. Así que, ¿por qué no iba a ser también un final de cuento de hadas en el metraje?

¿Has visto The Fighter? ¿Qué te ha parecido? ¿Hay alguna otra película de boxeo que te haya gustado?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s