¿Qué invadimos ahora? (2015)

¿Cómo puede haber hecho esto Ossama? A ver, a mí el ordenador se me cuelga cada vez que escribo la palabra “gingivitis”. ¡Ni siquiera soy capaz de conseguir que mi móvil tenga cobertura entre mi casa y Queens! ¿Y se supone que él organizó el 11 de septiembre desde su cueva, a más de quince mil kilómetros de distancia? ¿Qué estaba haciendo, pues, cuando comenzamos a bombardear Afganistán? ¿Corría de cueva en cueva con los tubos y el dializador a rastras? ¿O a lo mejor es que había un dializador en cada cueva? ¡Sí, eso es! ¡Un país de lo más moderno, Afganistán! Tiene unos veinticinco kilómetros de vía férrea. Y montones de dializadores, ¡claro!

¿Qué han hecho con mi país, tíos? Michael Moore, 2003

Me parto con Michael Moore. En serio.

que invadimos ahora, michael moore, acabo de salir del cine, poster

Sátira en la que Moore se embarca en una “invasión” por Europa para encontrar soluciones que se puedan aplicar a los problemas internos de Estados Unidos.

¿Tiene Estados Unidos algo que aprender de Europa? Quien dice Europa, dice Túnez, que todos sabemos que los estadounidenses no van muy allá con el tema geográfico, como bien demuestran esos vídeos en los que señalan que España está, más o menos, debajo de México. ¿Hay algo que pueda mejorar esa tierra de oportunidades, donde cualquiera puede triunfar con esfuerzo? (¿por qué nadie habla del factor suerte cuando se tratan casos de éxito, eh? Habría que trabajar más el tema suerte, ahí lo dejo).

Pues eso se ha propuesto descubrir Michael Moore, bandera estadounidense en mano y dispuesto a “robar” todas las grandes ideas de los europeos —y tunecinos. Ya, ya lo dejo— para explicárselas a los grandes mandos militares que, por lo visto, están un poco desesperadillos porque no han ganado un solo conflicto desde la Segunda Guerra Mundial y empiezan a sospechar que la gente no está muy contenta con su inversión en armamento para tan pobre rendimiento.

¿Qué se puede sacar de Europa? Pues alguna que otra cosilla:

  • De Italia: cinco a seis semanas de vacaciones pagadas (más festivos, más permisos de maternidad…) ¡Ah! Y que hay que follar más. Ayuda a ser feliz.
  • De Francia: Una alimentación en los comedores escolares variada, equilibrada, que ayude a combatir el sobrepeso y en la que se involucren tanto el centro, como las autoridades como los padres.
  • De Alemania: no dejar atrás la memoria histórica. No borrar las etapas oscuras de la historia, tenerlas presentes para mejorar de cara al futuro.
  • De Portugal: despenalizar el consumo de drogas. Curiosamente, eso no ha llevado a un incremento de la criminalidad, sino todo lo contrario. Y acabar con la pena de muerte.
  • De Finlandia: Los niños tienen que ser niños. Menos horas escolares y nada de deberes.
  • De Eslovenia: educación universitaria de calidad gratuita, incluso para estudiantes extranjeros. No es un gasto, es una inversión.
  • De Túnez: defensa de los derechos de la mujer y su incorporación a través de las reivindicaciones no armadas a terrenos tradicionalmente masculinos, como la política.
  • Islandia: reestructuración económica y mujeres al cargo de entidades financieras.
  • De Suecia: prisiones orientadas a la reincorporación de los presos a la sociedad, no al castigo (y menos a las palizas que salen de vez en cuando en las televisiones estadounidenses y que a nosotros nos llegan en forma de programa de zapping).

A Michael Moore le gusta la polémica y meterse con su país. Es curioso, porque tiene la imagen del típico estadounidense que se pasa el día comiendo patatas fritas y viendo la televisión que tanto critica —ojo, que intenta sobornar a una niña francesa con una coca-cola—. Es muy crítico con cada una de las elecciones de Estados Unidos, ya sea en el campo armamentístico, en la política, en la economía… pero tiene un punto débil: es muy manipulador. Sí, sus documentales son geniales, el montaje es muy divertido y está pensado para que cualquier ciudadano de clase media pueda entender con facilidad. Pero, a cambio, la neutralidad brilla por su ausencia. No es sólo que le encanta ser el protagonista, a diferencia de la corriente documentalista en la que el entrevistador se mantiene al margen, sin que se oiga siquiera su voz. No, a Moore le gusta dar una imagen que es su imagen. No busca opiniones contrarias, tan solo las que sostienen lo que quiere decir.

Es más llamativo esto en un momento en que tanto Italia como Portugal están muy lejos de pasar por su mejor momento, donde las revueltas en Francia son el pan de cada día y Túnez tiene aún mucho camino por recorrer. Estábamos temblando al pensar en que, si se le ocurría pasar por España, ¿qué demonios iba a reivindicar? ¿La siesta? Nada, nos hemos librado. No valemos ni para un documental de Moore.

Lejos están los maravillosos documentales Bowling for Columbine o Fahrenheit 9/11, pero aún así, a Moore siempre le queda su puntería para golpear donde más duele, para dar qué pensar y para hacer reflexionar, sabiendo siempre que su respuesta no es la respuesta, pero es mejor que nada.

El final es muy flojo para lo que nos tiene acostumbrados, dando un innecesario soplo de aire a su gobierno. Pero el montaje es, aún así, rápido, entretenido, tal vez demasiado repetitivo hacia el final (un par de países menos y no hubiera pasado nada), pero siempre ingenioso.

No olvidemos que sus documentales no están pensados para los europeos, sino para los estadounidenses. Las lecciones que queramos extraer, si las hay, quedan a nuestro libre albedrío.

¿Habéis visto algo de Michael Moore? ¿Os gusta su estilo o lo consideráis demasiado tramposo? Tenéis los comentarios a vuestra disposición. 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s