Escuadrón suicida (2016)

Suelo mirar las puntuaciones de las películas en IMDB. ¿Debería acudir mejor a Rotten Tomatoes? ¿A Filmaffinity? ¿Cuál os parece más de fiar? Aprovecho para dejar ahí la pregunta.

Pues eso, que suelo mirar la puntuación, tanto de público como de crítica, y luego hago lo que me da la gana. La veo o no. Opino lo mismo u opino lo contrario. Para otras cosas (como los libros) soy más influenciable. De tanto mirar, me he dado cuenta —no creo que esté descubriendo nada— que la puntuación de las películas más ¿frikis? sufren por lo general una caída en picado. El día del estreno, cuando van los fans a los que no se les puede rebatir la que es la única, mejor e inigualable película del universo, las puntuaciones son altísimas. Y luego, cuando la ve el resto de los mortales, van cayendo, gota a gota. Eso mismo es lo que le ha sucedido a Suicide Squad o Escuadrón suicida: menos cuatro décimas en cuatro días. A ver en qué queda.

Mi conclusión es: no te fíes de las puntuaciones de películas recientes.

Al lío.

escuadrón suicida, acabo de salir del cine, suicide squad, poster

Mientras el gobierno de EE.UU no tiene claro cómo responder a una visita alienígena a la Tierra con intenciones malignas, Amanda ‘El Muro’ Waller (Viola Davis), la líder de la agencia secreta A.R.G.U.S., ofrece una curiosa solución: reclutar a los villanos más crueles, con habilidades letales e incluso mágicas, para que trabajen para ellos. Sin demasiadas opciones a dar una negativa, los ocho supervillanos más peligrosos del mundo acceden a colaborar con el Ejecutivo en peligrosas misiones secretas, casi suicidas, para así lograr limpiar su expediente. 

Admito que me dejé llevar. Que le tenía ganas. Tal vez más curiosidad que ganas, pero algo había ahí. Diferente y rompedora, dijeron. Vaya panda de mentirosos.

La película no está tan, tan mal como dicen. Es entretenida y se deja ver. Pero claro, si creas una enormes expectativas y luego ofreces más de lo mismo, la gente no es que se decepcione; es que se cabrea y puntúa por debajo de lo esperado. No sé hasta qué punto eso le importa a la productora, porque se va a hinchar a ganar pasta igual, pero ahí queda.

Decía un amigo por Twitter que le da mucha pena David Ayer. A mí me da muchísima pena. Dan ganas de adoptarle, de llevártelo a casa, de ofrecerle una manta gustosa y una buena taza de chocolate caliente (chocolate de verdad, del derretido, no del polvo ese que no espesa). Fijaos qué papelón: El estudio fija la fecha de estreno antes de tener actores, director y… guión. Que sí, que ya sé que el guión está sobreestimado en Hollywood, pero qué queréis que os diga: a mí me parece esencial. Y después de eso contratan a David Ayer como guionista y director y dan cinco o seis meses pelados para darle forma a todo. El chico hace lo que puede y crea una película de tinte oscuro, en la línea de DC. Pero estrenan Batman versus Superman y la productora se pone histérica porque no está ganando lo suficiente y porque han creado un “universo” que se sustenta en esa primera piedra —no voy a entrar en lo de los universos, porque daría para diez post por lo menos—. Y hace un montaje diferente al de Ayer, proyecta los dos y decide que el suyo es mejor y que, además, hay que grabar más escenas graciosas y cambiarle el tono y no sé qué más… ¿Resultado? Pues un collage sin orden ni concierto que no hay por donde cogerlo. David Ayer da mucha pena. Mandadle besos y abrazos.

El ritmo es un desastre. Continuos altibajos y al final no hay seguridad sobre cuál es el sentido de la película: ¿Cargarse al malo? ¿La relación amorosa de Harley y el Jocker? ¿Dejar caer que esto es solo una pieza del puzzle y poner así dos escenas con Batman y otra con Flash que no sirven para nada? Un problema es el reparto coral. A Batman lo conoce todo el mundo y, más o menos, puedes obviar su origen —se obvia poco, por cierto—. Pero Deadshot, Encantadora —uno de los nombres más patéticos de mala del universo—, Capitán Boomerang… no son tan conocidos y claro, hay que presentarlos. Y en eso te comes unos veinte minutos. Un rollo. Además, no presentan a todos. A unos sí y otros aparecen por arte de magia a media película sin saber muy bien para qué ni de donde salen. Así que hay que presentarlos, pero poco. A Harley Quinn sí, claro, que es muy colorida. A Deadshot también, que Will Smith es productor y tiene que salir mucho. Al resto… iremos viendo sobre la marcha. O mejor, preséntalo también y luego ya lo cortamos fatal.

Hablando de la presentación: La banda sonora. Patético. Un tema por personaje. También he leído discusiones al respecto. Los temas son clásicos incontestables, sí. No hay mucha gente que dude eso. Pero mal pegados, metidos a la fuerza para generar cierta empatía en el público. Un horror. Además, Black Skinhead, de Kanye West, por poner un ejemplo, es uno de los temas principales de El lobo de Wall Street. ¿No había más donde elegir? A mí me saca de contexto. No hay banda sonora. Un clon de Guardianes de la galaxia en toda regla. Un pastiche más. El único tema que me gusta es, precisamente, uno nuevo:

Pasemos a lo más granado del reparto:

Joker: parece Marilyn Manson. No sé si me gusta o no porque sale muy poco, pero me inclino más por el no. Me pasa como con Wonder Woman, que necesito más desarrollo. Eso sí, en España le ha doblado el mismo doblador de Jim Carrey. Horroroso. Por suerte, la risa la han dejado en la versión original. En fin. Aparece por ahí de vez en cuando en plan trama secundaria que podría no estar.

Harley Quinn: Tiene un culo estupendo, nos lo recuerdan a menudo. No es capaz de diferenciar los papeles antes y después de volverse loca, pero gana en el segundo. Está hipersexualizada, sí, pero en el cómic también y no parece que se armara tanto barullo (será que los cómics los lee menos gente). Tiran de ella para todas las escenas con tono cómico. Lleva unos tacones de escándalo y corre con ellos. Eso siempre es un punto a favor por la dificultad.

Encantadora: Aparte de lo del nombre, lo siento mucho pero Cara Delevingne no es actriz. Puede que lo sea algún día, pero hoy no. Terrible. Creo que es uno de los fallos más grandes de la película. El malo tiene que ser glorioso, espectacular, tiene que tener  más carisma que el bueno, ser un antihéroe que despierte pasiones. Tiene que ser mejor actor que todos los demás. Y aquí la chica baila muy bien la danza de los siete velos y nada más. Si el antes-después de Margot Robbie me parecía flojo, aquí ni os cuento. Ponerle gafas y moño no basta. Por cierto, ¿por qué han cambiado el origen del personaje respecto al cómic? Ni idea.

Deadshot: en la línea de Will Smith, que últimamente no es mucho decir. Un término medio.

El resto: la mayoría se podrían haber suprimido sin mayor problema. Se hubiera simplificado la trama y los cortes serían más acertados.

Total, que muchos más fallos que aciertos. Que parece que por lo que he dicho es terrible, terrible. No. Es mala y ya. La verdad, ¿qué podemos pedirle a un producto sin guión y sin una orientación clara? Arriesgaos de una vez. Igual falláis, pero al menos seréis coherentes.

Vuestro turno: ¿Qué os ha parecido Escuadrón Suicida? ¿Qué os ha gustado y qué no? Tenéis los comentarios abiertos para lo que os apetezca contar. 

 

 

Anuncios

Un comentario en “Escuadrón suicida (2016)

  1. Pues nada, acabo de salir del cine y la conclusión es la misma: además de algunos errores de casting (Cara Delevigne sobre todo), lo que más falla es el guión, o el montaje del guión después de los cortes del estudio. El principio de la película ya es torpe: presentan a Deadshot y a Harley Quinn, luego a Amanda Waller, luego al resto de una forma chapucera y… ¡créditos!

    Y hay un momento, en la primera hora, en la que literalmente parece que se han olvidado de incluir alguna escena. Me refiero a cuando Flag está en el metro con Encantadora (ugh!) y le da la bomba, y de repente hay un corte y ella está resucitando a su hermano y luego hay otro corte y de repente Flag está reuniendo al escuadrón suicida para ir… ¿a rescatar a la Waller? ¿Cómo? Normal que luego, para atar las cosas, tengan que hacer un flashback y volver a enseñar la conversión maligna de Encantadora, porque si no no hay quien lo entienda. Tampoco ayuda el que la película alterne la “misión” del escuadrón con las escenas de la maga y su máquina con las del Joker intentando salvar a su chica… ¿Cuándo aprenderán las películas de superhéroes que a veces menos es más? (Batman vs. Superman también tiene el mismo problema…)

    Y por último creo que hay otro problema: que hasta muy tarde en la película no queda claro si los miembros del Escuadrón son malos malísimos, y Flag es el bueno, o si son todos malos-pero-con-corazón a los que hay que cogerles cariño… Por eso resulta muy forzado que al final Diablo hable de su “nueva familia”, o que Harley Quinn ataque a la bruja por “meterse con sus amigos”. La película no ha justificado esa relación, más allá de la escena en el bar…

    En fin, una pena, se pasa un rato entretenido podía haber sido una película mucho más divertida, si hubieran recortado algunas cosas y hubieran dado más espacio para la pareja Deadshot – Harley Quinn, que creo que es lo que mejor funciona de todo. Menos mal que tenemos “Deadpool” para seguir creyendo en las películas de superhéroes…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s