Beasts of no Nation (2015)

Ahora que ha pasado el festival de Cannes y que todos hemos tenido nuestra oportunidad de opinar, sabiendo o sin tener la más remota idea, sobre si Netflix debería o no debería estar presente en un festival de cine, o si esto es, más que una defensa del arte, un ejercicio de presión por parte de los distribuidores franceses —ya aviso que yo me muevo más bien cerca de esta teoría—, es un buen momento para repasar una de las que más alegrías le ha dado a la plataforma de pago, además de ser de la primera que estrenó. A partir de ahí sus estrenos han tenido muchos altibajos —más bajos que altos—, como las colaboraciones con Ricky Gervais (por ejemplo, esta de la que hablé aquí), y aún está por ver cómo van a enfocar su negocio.

beasts of no nation, idris elba, acabo de salir del cine, poster

Drama basado en las experiencias de Agu, un niño soldado de un país africano que, tras cerrar la escuela y ser sacado de su aldea y golpeado casi hasta la muerte, se vio obligado a participar en una guerra civil empuñando un arma y combatiendo a sus compatriotas.

Basada en una novela de Uzodinma Iweala, Beasts of  no nation nos trae un poco más de lo mismo: la historia de un pequeño que es secuestrado por una milicia en un país africano y acaba convertido en un niño soldado. La repetición hace de algo terrorífico —el niño que es arrancado de su infancia, su familia y sus costumbres— algo habitual, que roza el aburrimiento. Es terrible, pero así sucede. No es que no seamos conscientes de que lo que nos cuentan es algo que jamás debería suceder, es que lo hemos oído ya tantas veces que, acostumbrados a la novedad, no entra por un oído y nos sale por otro.

Así, Agu nos ofrece la vida de un adulto condensada en un cortísimo periodo de tiempo. Sí, es su vida completa porque, ¿hay forma de saber si se puede salir de ese mundo sin secuelas? ¿Se puede retomar la infancia donde se congeló y hacer como si nada hubiera sucedido?

Beast of no nation es una película que nos quiere hacer reflexionar sobre todo esto, pero que lo consigue a medias. Por un lado, a pesar del  talento de su director, no puedo escapar a la sensación de que estoy ante una película de bajísimo presupuesto: hay una sutil línea entre lo minimalista y lo simple que se rompe en algunos momentos.

Luego tendríamos que hablar del magnífico Idris Elba, en un papel que borda, a pesar de que es, como la propia historia, un papel muy socorrido y habitual: el del dictador que se mueve entre la dureza y el paternalismo, que lo mismo ejerce una influencia y un atractivo irresistibles como infunde un terror que deja temblando al más pintado. Idris se merecía —muchos lo dijeron— una nominación al Óscar. Y tal vez su ausencia fue lo que desató el movimiento negro en la gala del año siguiente. El problema es que esta no es una película sobre un dictador, sino sobre un niño. Y la presencia de Elba se come, literalmente, la pantalla y deja la historia de Agu en suspenso. ¿A quién le interesa un crío asustado que hace lo que puede por sobrevivir cuando hay delante un personaje con semejante carisma? Pues eso.

También echo en falta cierto trasfondo. En ningún momento sabemos en qué país estamos, por qué hay una guerra civil en marcha, qué intereses defienden unos o los otros… es como una historia narrada sobre una cartulina blanca: no hay contexto. No tiene que ser real, me valdría con uno ficticio. Pero de alguna forma tengo que identificar que los que son malos, lo son realmente (no, el tema de asesinatos y violaciones no vale: de eso hay por los dos lados).

Así que creo que Beasts of no nation es un buen intento, que se aleja de los modelos más violentos para caer en un cine más reposado, pero que le falta una punta de efectismo para conseguir su propósito. Se queda a medio camino.

¿Habéis visto Beasts of no nation? ¿Qué os pareció? ¿Creéis que consigue su objetivo? Tenéis los comentarios a vuestra disposición 

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s