Mad Max: Furia en la carretera (2015)

“es poesía en movimiento”, “una suerte de epopeya feminista donde el poder regenerador de lo femenino lucha, con pareja ferocidad, con una decadente fuerza masculina definida por la seducción de la muerte y la implacable administración de la desigualdad”, “una acción que siente claustrofobia ante la mera catalogación de ”espectacular”, “es una película riquísima en sus temas y arcos narrativos”…

Os hacéis una idea.

Y yo lo que digo es:

Entendedme: voy a ver la cuarta película de la saga dos semanas después de que se haya estrenado —qué queréis, las entradas me las pago yo y no me dedico a esto profesionalmente, así que hay que compatibilizarlo con un montón de cosas—, y hasta ese momento he leído decenas de revisiones, reseñas, críticas y comentarios de entusiastas enfervorizados. Así que voy con cierta predisposición positiva. Os lo voy a decir desde ya: con muchas películas, cuanta menos predisposición tengas antes de ir a verla, mejor que mejor, que luego llegan las ostias y te deprimes.

mad-max-poster

Sin dar demasiados rodeos: Mad Max: Furia en la carretera es una película mala. Muy mala. Demasiado mala para los tiempos que corren. Tampoco me llevo a engaños: conseguirá una taquilla bastante decente y es posible que gracias a eso se programen cinco o seis secuelas más. Es lo que viene siendo habitual. Pero a mi no me pillan en otra como esta. Bueno, vale, siempre digo eso y al final siempre les doy otra oportunidad. Soy una ingenua.

Razones (mis razones) por las que es una película terrible:

  1. No tiene guión. El guión está infravalorado. Da cierta coherencia —no siempre– a la historia. Crea una secuencia creíble. Nos habríamos ahorrado cosas como que cualquiera de los dos protagonistas no tengan razón alguna para actuar como actúan. “Necesito redimirme” dice una. ¿De qué, exactamente? ¿De que te hayan secuestrado cuando fueras una niña y hayas hecho lo posible por sobrevivir? Pues eso. ¿Por que tardamos días en ir a un punto del desierto y regresamos en unas horas? ¿Por qué una moto cargada con una lata de gasolina puede recorrer el desierto durante 160 días? ¿Quién ha hecho ese cálculo y qué tipo de motores de alta eficiencia llevan esas máquinas?
  2. No tiene diálogos. Y los que tiene son dignos de borrarse rápidamente de la memoria.
  3. No tiene banda sonora. Toda la película oyendo instrumentos de percusión sin parar, todo el rato. La percusión le va bien a las escenas de acción, pero cuando llegas al final de los créditos –estaba un poco a cuadros y tardé un ratito en reaccionar así que sí, llegué al final de los créditos— y ves que sólo hay tres canciones acreditadas más otras dos extraídas de archivo, mal.
  4. Los actores son terribles. A ver, Charlize Theron no es terrible. Puede hacer cosas magníficas. Pero si no te dan diálogos, no te dan guión y sólo hay acción sin sentido, por muy ganadora de Oscar que seas, lo llevas crudo. Que si le han pagado un pastón por esto, chapó para ella. Hay que ganarse el sustento. Pero actuar no es poner ojos llorosos y dejarse caer de rodillas en medio del desierto mirando al cielo. Tom Hardy sí es terrible. Es horrible. Cero expresividad. Maldita sea, no me acuerdo de la expresividad de Mel Gibson. Supongo que no sería demasiada, pero tenía que ser más que esto. No transmite nada, es como una roca. Peor aún, como un guijarro. Y no pienso hablar de las reproductoras, las otras madres o los caciques. Un completo sin sentido. El único al que salvo un poquito es a Nicholas Hoult.

Razones (eso dicen) por las que es una película estupenda:

  1. La acción. Coches de esos de ruedas imposibles a toda velocidad por el desierto, volando por los aires, explotando, con un cierto aire entre gótico y steam punk.. .También hay unos tíos subidos a unas pértigas al más puro estilo Circo del Sol… Y… no sé, supongo que habrá algo más.
  2. El fuerte espíritu feminista de la película. ¿Os vuelvo a poner el vídeo del minion? ¿En serio? ¿Qué tiene de feminista un grupo de chicas ligeras de ropa a manguerazo limpio incapaces de tomar decisiones propias sin que las guíen? Eso va también por Theron. Ni una sola de las decisiones que toman, salvo la partida, es decisión suya. Se dejan llevar con mayor o menor dignidad. Pero ya.

Hasta aquí. Bastante texto he desperdiciado ya con esto. Qué ganas de ver lo nuevo de Sorrentino, de verdad. Me da que nos espera un veranito de cuidado.

Anuncios

2 comentarios en “Mad Max: Furia en la carretera (2015)

  1. En esta película no estoy tan de acuerdo Patricia.
    Creo que hay que aproximarse a ella, no como una obra de arte sino como un producto de entretenimiento. Y cumple su función. Desde el principio te agarra de las solapas y te arrastra sin dejarte respirar. La música es la adecuada, en mi opinión, al entorno caótico y de lucha constante. Me fascina el hombre de la guitarra con dos gomas elásticas.
    Y sobre todo tiene el mérito de las películas que crean un mundo coherente y que nos sumergen en él. Con sistemas de valores, jerarquías y luchas de poder.
    La presencia femenina es evidente, aunque no sea un tema que yo valore en una película. Además últimamente casi todas las películas tienen una presencia femenina muy fuerte, especialmente las de acción. Puede que sea positivo que se vea a las mujeres en papeles diferentes, aunque creo que es un poco forzado, porque presenta a una mujer que puede que sea posible pero no es demasiado representativa.
    En cuanto a los actores no son nada del otro mundo. Pero eso también es casi una ventaja. A mí me tocan la moral los protagonistas capaces de hacer de todo, y de ser los más hábiles, los más inteligentes, los más honestos. El personaje masculino es rudo y sin matices, Y para ese personaje, ese actor va muy bien. No es expresivo, ni ha de serlo, porque el personaje no lo es. Y siendo un personaje con menos encanto es para mí, mucho más real que el típico actor de acción que va a la vez de duro y de divertido, y de tierno cuando interesa. Demasiado perfecto.
    Y luego las imágenes, la lógica interna. Ideas como las pértigas con las que se trata de ocupar otro coche. La creación de una mitología alrededor de la gasolina.
    Yo a una película de acción no le pido que sea una obra de arte. Le pido salir de allí pensando que he pasado un rato fabuloso. Y Mad Max lo consigue.

    Me gusta

    1. está claro que el problema es en parte mío. Hace mucho que no me vale con un entretener por entretener. Necesito un plus, una cierta coherencia en la historia, momentos más álgidos combinados con otros más llevaderos… Así que para mi se queda muy corta (para mi pareja también, le estoy “pegando” mis gustos o algo así.
      Lo de la presencia femenina, es un tema aparte. No entiendo qué se entiende por película feminista porque no encaja con mi visión. Por ejemplo, “perdida”, de Ben Affleck, fue acusada de machista, cuando yo creo que tiene uno de los personajes femeninos más maravillosos, con más carácter y fuerza de los últimos años. Para mi Mad Max no es feminista ni de lejos tal vez porque no hay una justificación en la historia para la actuación de Theron.
      Y te voy a conceder que la imagen del guitarrista es maravillosa, aunque aportar no aporta demasiado, más allá de colaborar, como bien dices, en la coherencia y la imagen general de la película.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s