El libro de la selva (2016)

He ido a ver una de niños. Sin niños. Tampoco había niños en la sala. Es un poco raro todo esto, ¿no?

the jungle book, el libro de la selva, poster, acabo de salir del cine

Sigue la historia de Mowgli (Neel Sethi), un niño al que cría una manada de lobos en la selva, y que se embarca en un fascinante viaje de autodescubrimiento cuando se ve obligado a abandonar el único hogar que ha conocido en toda su vida. Nueva adaptación de la novela de Rudyard Kipling.

Conste que yo he ido para ver si podía aprovechar el altísimo volumen de la sala para cantar a pleno pulmón si se daba la ocasión. Y sí, se ha dado: Oh dubi du, quiero ser como túuuuuu. Pues eso. Espera, mejor os la pongo en vídeo, que yo canto fatal (por eso necesito ruido alto de fondo):

¿Hacía falta hacer un remake de El libro de la selva? No lo sé, la verdad. La historia es idéntica. Pero cuando digo idéntica, quiero decir idéntica. No entiendo bien para qué hacía falta un guionista, pero ahí figura, en los créditos.

Las aportaciones de esta nueva versión son casi todas estéticas. ¡Pero qué mejora! No, en serio, visualmente es espectacular. Aunque sea todo CGI y 3D o lo que sea. Han creado una selva de la nada –quien dice selva dice bosque o sabana, ahí como que se mezclan un poco las cosas— y es imposible no quedarse boquiabierto. El tono es más oscuro, más serio, menos humorístico que en la versión animada, y todo es más grande. Mucho más grande.

Empezando por los animales. Todos los protagonistas son desproporcionados en relación al niño —un aplauso por ese joven actor que se pasó días entre pantallas verdes mirando referencias visuales marcadas véte tú a saber cómo—, pero el Rey Louie se lleva la palma. Es como si juntáramos King Kong con las ensaimadas de la princesa Leia. Terrible. Aún así, es el personaje que menos me ha gustado. Mucho más encandila Baloo, tan vago y taimado al mismo tiempo. Me choca un poco que todos hablen, porque en una película animada eso va muy bien, pero cuando es “real” como que el cerebro no lo acepta como algo tan lógico. Ahí lo dejo: un remake del remake de El libro de la selva con animales emitiendo ruidos animales. Igual no nos enteramos de nada, pero como documental de La2 no tendría precio.

Me parece una película maravillosa para ir con críos. Yo salí del cine con sentimientos un poco encontrados porque, como ya he dicho, a nivel de historia no me aportó nada. Pero ese ramalazo de nostalgia al intentar recordar cómo era la de dibujos y si hay diferencias o no… Llegué incluso a pensar por un momento que la banda sonora era la original, porque todo lo que suena tiene un tinte de música de película clásica, pero me parece que no, que se ha actualizado.

Cautiva, pero no aporta. Las cosas son buenas o malas y ya está. Pero, claro, no nos olvidemos de que es un cuento infantil. Bueno, más bien Disney lo ha transformado en un cuento infantil. Porque Kipling lo escribió poseído por un demonio indio, creía en la superioridad colonialista y anticipó que Hitler sería el causante de una guerra terrible. En la versión original, el poblado estaba ocupado por hombres asesinos y sedientos de poder y dinero. En la película, son poco más que sombras riendo alrededor de un gran fuego —de hecho, un fuego enorme, gigantesco, un poco fuera de sí, la verdad—. Y se dice que Louie encarna al hombre afroamericano aspirando a convertirse en Mowgli, un niño blanco.

Anda que no hubiera tenido mucho más interés si se hubiera dejado sin edulcorar por la factoría de la fantasía (y el dinero).

Pero es un cuento para niños. Un cuento maravilloso. Lo disfrutarán.

¿La habéis visto? ¿Os quedáis con la versión original, con la moderna o vamos preparando una versión más adulta y terrorífica?

Anuncios

2 comentarios en “El libro de la selva (2016)

  1. No sé, para mí supuso un pequeño gran trauma (me ocurrió lo mismo en el musical del Rey León) el que todas las canciones hayan sido reescritas. ¡Así no hay quien cante en el cine! Aunque igual es lo que pretendían, mantener a la gente sentadita en su butaca. Que en el musical de La Bella y la Bestia, lo que nos movíamos el público no tenía nombre =)

    Un plus a los efectos visuales, que acongojan.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s