Cazafantasmas (2016)

Iba yo diciendo la semana pasada que Cazafantasmas me daba pereza… y mira por donde. Sabed que yo iba a ver la última de Bourne, pero sólo quedaban entradas en primera fila y no me apetecía ver la película borrosa y con el cuello desencajado. Que tengo razones de peso para querer ver Jason Bourne, eso ya os lo avanzo. Si lo consigo antes de que la quiten de cartelera, os cuento por qué.

Ghostbusters-Poster-Japanese_1200_1716_81_s

(Sí, he cogido la imagen del póster ¿japonés? ¿Chino? Es el que más me ha gustado, qué queréis que os diga. Seguro que el chino y el japonés no se parecen en nada y alguien me da de leches por confundirlos. Perdonen mi ignorancia en lenguas orientales 😉 )

Manhattan, Nueva York. Después de casi treinta años sin saber de ellos, los fantasmas y demonios se han vuelto a escapar de los infiernos para destruir la ciudad. Esta vez un nuevo equipo de Cazafantasmas, formado por un grupo de cuatro mujeres, está dispuesto a terminar con cualquier amenaza espectral.

Voy a empezar con una frase polémica, que luego nos dormimos: Cazafantasmas es el mejor blockbuster de este verano. ¡Qué narices! ¡De los dos últimos veranos cuando menos! Vale, voy a puntualizar: que yo haya visto.

Eso no deja de lado la pregunta clave: ¿Era necesaria? Pues, en el fondo, creo que no. Si has visto la original, la historia ya te la sabes, más o menos, y aportar, lo que se dice aportar, más bien poco.

Pero está bien hecha. Y eso no se está teniendo en cuenta. Tiene un guión bastante bien montado —el último tercio decae bastante el ritmo y el malo malote final es un poco cutre, la verdad—, una buena presentación de personajes que, aunque se ajustan bastante a los originales, tienen su propio carácter, es divertida y se te pasa en un suspiro.

Sí, las protagonistas son mujeres, ¿Y? Kate Mckinnon tiene un papel delirante y divertidísimo como ingeniera que fabrica cachivaches que nunca, jamás, prueba ella misma. Mi favorita con diferencia. Melissa McCarthy y Kristen Wiig llevan más años dedicados a la comedia que tiempo llevo yo sobre la superficie de este planeta y saben defenderse sin problemas. A Leslie Jones le ha tocado el papel más flojo de los cuatro, pero aún así tampoco está mal. Otro punto a favor: no son veinteañeras. Que las actrices de más de treinta también se merecen papeles no lo decimos lo suficiente. Vale, Kate McKinnon tiene más de treinta por poco, pero ahí está.

Y, por favor, no nos olvidemos del absurdo, idiota papel de “chico para lucir trasero” interpretado por Chris Hemsworth, porque ofrece algunos de los instantes más delirantes de todo el metraje.

Y todo esto para ofrecernos una comedia —esta vez yo esquivaría lo de comedia de terror de su predecesora— que es un poco lo mismo, pero actualizado, con toques propios y sin terminar de caer en el plagio más absoluto donde, como ya he dicho, se pierde esa originalidad casi, casi al final. Es, además, donde parece haber habido más problemas de montaje, porque hay un corte evidentísimo que se salva en los créditos finales (Hay varias escenas en los créditos por cierto, incluida una última de cara a plantear una segunda parte de este reboot).

Una cuestión que seguro que os habéis planteado —y si no, ya os la planteo yo—: ¿cuántas versiones diferentes puede tener la mítica canción de Ray Parker, Jr.?

Pues, según la banda sonora, cuatro. Además de la suya, podréis encontrar la de Walk de Moon que es, esencialmente la misma; la versión a capella de Pentatonix y una versión más rockera de Fall out boy que a mí me ha gustado mucho. Además de otro tema, Get Ghost, que usa el mismo cover. ¿Sobreexplotación?

La verdad es que siento mucha pena de ver cómo las redes arrastran las películas a su antojo sin demasiado criterio. Ha sucedido con Suicide Squad —sobrevalorada en los primeros días, aunque va calmándose el tema— y también ha sucedido con Cazafantasmas, aunque al contrario: se ha dicho de todo sobre ella antes de tener la oportunidad de verla. Y es una pena, porque es fresca, dinámica y divertida, tiene un buen ritmo, fluido, con altibajos —como debe ser, pretender mantener la acción y el interés durante todo el metraje es una utopía—, un grupo de actores que funcionan bien en conjunto, cameos de los actores de la película original bien encajados –o, al menos, de forma más o menos interesante—…

Los dos puntos débiles son el villano, que es bastante flojito y la parte final, que podría haber buscado otra solución. Pero dentro de su objetivo, que es hacernos pasar un buen rato entretenidos, Cazafantasmas es una solución más que digna.

¿Habéis visto Cazafantasmas? ¿Os ha gustado? Tenéis los comentarios abiertos para lo que os apetezca comentar. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s