Wonder Woman (2017)

¡Ay, qué nervios! ¡Que voy a ver Wonder Woman! En sesión de las diez de la noche, para que no haya hordas de gente joven a la que no han enseñado a comportarse en un cine. Y me he tomado cuatro o cinco cafés a lo largo del día para aguantar despierto, porque la joya esta dura casi dos horas y media y yo ya soy una persona mayor que se va a la cama pronto o al día siguiente no rinde nada. ¡Qué nervios! ¡Qué nervios!

¿Se me nota la ironía?

wonder woman, acabo de salir del cine, poster

Antes de ser Wonder Woman (Gal Gadot) era Diana, princesa de las Amazonas, entrenada para ser una guerrera invencible. Diana fue criada en una isla paradisíaca protegida. Hasta que un día un piloto norteamericano (Chris Pine), que tiene un accidente y acaba en sus costas, le habla de un gran conflicto existente en el mundo [Primera Guerra Mundial]. Diana decide salir de la isla convencida de que puede detener la terrible amenaza. Mientras lucha junto a los hombres en la guerra que acabará con todas las guerras, Diana descubre todos sus poderes y su verdadero destino.

Como creo que ya he comentado en alguna ocasión, he perdido hace tiempo el placer que debería sentir al enfrentarme a una historia que es, sobre todo, una explosión de efectos especiales para los sentidos. Me duele un poco, por qué no admitirlo, pero no encuentro mayor deleite en que me bombardeen durante más de dos horas con explosiones y ruidos y cosas supuestamente impactantes. Vamos, que no soy imparcial —ni falta que hace—.

Así que voy a empezar por lo bueno: Wonder Woman es una película entretenida. Las más de dos horas se pasan bastante rápido —los cafés ayudan—, no tiene altibajos en el ritmo, el interés de mantiene a lo largo de toda la trama y como ejercicio de placer sin sentido está muy bien. Para muchos eso será más que suficiente y me parece correcto: ¿quieres pasar un rato de esparcimiento sin más, tirado en una butaca y sin pensar en tus problemas? Entonces Wonder Woman es una elección estupenda.

Ahora bien, si lo que quieres es una trama interesante, mejor revisiona Batman v. Superman —a pesar del montaje—, que a mi gusto era mucho más profunda, con más matices. Wonder Woman es simple. No hay palabra mejor para describirla. No tiene enjundia alguna ni dejará una huella en nadie. No. Ni siquiera en aquellos que dicen que ya era hora de que hubiera una heroína en cartelera. ¿Queréis saber por qué? Porque la trama paralela de Chris Pine es mucho más interesante, corrosiva y emocionante que la de Gal Gadot. No sólo eso, también es más verosímil. La historia del espía infiltrado en las filas nazis que trata de evitar una catástrofe a nivel mundial acompañado por un más que pintoresco séquito de colegas gana por goleada a la de la siempre correcta-sigue-por-el-camino-prefijado Wonder Woman. ¿Qué hay de interesante en un personaje que no se cuestiona nada? ¿Qué hay de feminismo, vamos a decirlo, en una mujer que, además de hacer todo lo que le dicen los hombres, soluciona las cosas del mismo modo, es decir, a tortazos? Desde mi punto de vista, nada.

Gal Gadot es, sin duda, una mujer hermosa, que en esta película ha agotado las existencias de polvos bronceadores de Estados Unidos —a lo mejor no estáis muy puestos en el tema, pero el maquillaje es típico de universitaria americana, bastante alejado del modelo europeo o asiático—. ¿Es buena actriz? No, pero tiene unos primeros planos muy resultones. Luego, en cuanto te alejas, la sustituyen por un penoso efecto especial que da saltos de pulga a escala kilométrica. En serio. Los efectos quedan mal en el cine. Dentro de un año serán lamentables.

¿Habéis pensado en una cosa? Yo es que llevo días dándole vueltas a esta tontería: ¿qué hubiera pasado si, en lugar de Chris Pine, hubiera aparecido un alemán en la isla de las amazonas diciendo que ellos son los buenos y el resto los malos? (que es, básicamente, lo que hace Pine). No me vengáis con el rollo de la cuerda de la verdad, porque los alemanes creían que tenían razón. Dado que Wonder Woman no se plantea nada, sino que es “una hoja mecida por el viento” y a todo lo que le cuentan dice que sí, el final de la película hubiera sido muy diferente, ¿no?

¿Y por qué las amazonas tienen ese acento que es como un siseo? ¿En versión original también lo tienen? Me comentan que sí, que es porque saben hablar muchos idiomas y tal. Ahá. Es horrible, pijerío barato.

En fin, que para pasar el rato sin más, pues es una buena opción. Si esperáis un mínimo de consistencia, de complejidad o yo qué sé. buscad otra cosa. Pero seguiré intentándolo, a ver si al final alguna de estas películas de super héroes sí que es la definitiva y me atrapa y me parece fascinante.

Y ya está abierto el espacio para la polémica: ¿Wonder woman sí o no? ¿Es feminista o no? ¿Es la mejor película de super héroes o no?

GuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardarGuardar

GuardarGuardar

GuardarGuardar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s